Natürliche Diamanten, Propreal AG
Natürliche Diamanten, Propreal AG    Página de inicio    Protección de datos    Contacto    Inicio de sesión    Nota legal
Logo, Propreal AG
fotolia-57453137 Inversión sin pérdidas! Garantizamos su inversión desde el principio mediante una cobertura de capital al 100 % con una recompra garantizada durante un total de 10 años sobre el capital invertido! más información …
   

Diamantes naturales como preservación del patrimonio

Un segmento pequeño pero importante del mercado de diamantes naturales es el concepto de los diamantes como una ventaja potencial para la seguridad patrimonial. El concepto de emplear diamantes como activo no es nuevo.

Muchas personas consideran los diamantes naturales como un regalo valioso. Una cara extravagancia, pero también un regalo romántico y simbólico para hacer feliz a un ser querido. Adoptamos una perspectiva más previsora y creemos que los diamantes naturales también tienen un efecto potente y emocional como regalo. Como es lógico, también entra en juego la consideración de que ese regalo lleva asociado un potencial de seguridad patrimonial futura, es decir de que un diamante, si se adquiere como un regalo, también se adquiere como un valor ideal, que siempre muestra una continuidad.

Los diamantes se compran principalmente como valores ideales con la clara convicción de regalar un activo valioso.

fotolia-65825458

En retrospectiva, antes de los años 70, el incremento en la cotización de los diamantes mostraba un patrón constante y coherente. Los diamantes atraían siempre la atención de los inversores. A finales de los años 70, cuando los precios comenzaron a dispararse, se desarrolló rápidamente una burbuja especulativa.

Los precios de los diamantes siguieron la tendencia de muchas otras materias primas como el oro y la plata. En la década de 1970 los precios alcanzaron máximos sin precedentes. Por desgracia, los precios mundiales de las materias primas cayeron al cabo de poco tiempo, mientras que la tendencia de los precios de los diamantes pulidos se desacopló de la del oro y otras materias primas. Los precios de los diamantes pulidos siguieron aumentando de forma imparable.

Surgió un nuevo mercado de diamantes comerciables qué se convirtió rápidamente en un nuevo segmento interesante del diamante para el mercado de inversión En pocas palabras: Los consumidores en los años 80 utilizaban diamantes como "joya cara" únicamente para el segmento de la joyería; la idea de cualificar los diamantes como medio potencial para la preservación patrimonial distaba mucho de estar afianzada.

No fue hasta los años 90, que la preservación patrimonial a través de diamantes gozó de un gran atractivo. Todo el que pudo identificar el potencial futuro de los diamantes buscaba nuevas fuentes de diamantes, especialmente aquellos que querían beneficiarse del nuevo auge fuera de la industria del diamante.

Los permanentes incrementos de valor de los diamantes blancos (y también de los de color), han hecho que el mercado de diamantes de alta calidad sea extremadamente volátil y en esa especulación participaron sobre todo empresas que no tenía conocimiento de la industria.

Únicamente unos pocos pueden invertir realmente en una selección de diamantes excepcionales. Estos pocos elegidos se han contenido mucho con sus inversiones y, por lo general, invierten de forma anónima a través de reputadas casas de subastas a mayor escala.

Por supuesto, siempre los conocedores interesados siempre han tenido claro que los diamantes son limitados. Era solo un grupo de personas muy reducido que tenía la capacidad de obtener información relevante sobre precios o evaluaciones de calidad.

Como resultado, se han unido instituciones muy reputadas de Estados Unidos, Bélgica, Hong Kong y Dubái se emiten certificados sobre la valoración y evaluación de diamantes. En rigor, es una práctica general presentar también una certificación de un entidad prestigiosa como parte de cualquier venta.